18 mar. 2011

__ MIS HERIDAS __



   Soñar contigo es como dormirse con un ramo de rosas entre las manos, que te regalan su fragancia mientras te duermes, pero al despertar llega el dolor de las heridas provocadas por sus espinas... Pero eres como una adicción, se que al despertar seguiré tan sola como antes, o quizás más, por ser consciente de lo que no tengo, pero no puedo evitar pensarte.
   No puedo evitar que, en los momentos más inesperados, aparezcas en mi mente y te acomodes en mis pensamientos, dándoles color... A veces el color es vivo y brillante, pero hay veces que es un color apagado, sombrío... Y es entonces cuando me doy cuenta de la crudeza de la realidad, porque, aunque intente convencerme de que no hay posibilidad alguna, la esperanza es algo muy difícil de erradicar, pero algún día lo conseguiré, y seré capaz de ver las cosas como son.