17 jul. 2011

__ SOLO PIDO UNA NOCHE CONTIGO Y UNA BOTELLA DE ABSENTA __



   Solo espero que la vida me conceda ese deseo... Poder pasar una noche contigo, con una botella de absenta.  Para poder decirte todo lo que deseo decirte, y lo que no deseo decirte también. Con la bebida más fuerte que conozco, para desinhibir la lengua, y poder contártelo todo... Todo lo que siento por ti, todo lo que desearía poder compartir contigo, todo lo que he guardado solo para ti... por que solo sé que necesito que lo sepas
   
   Estar delante de ti, y decirte, mirándote a los ojos, que eres mi única razón de existir. 
   
   Decirte que creo que eres la única persona a la que he amado, amo, y creo que jamás amaré. Poder mirarte fijamente y explicarte que creo que es más que amor lo que me une a ti... aunque no se ni lo que es el amor... ni creo que nunca llegue a saberlo. Pero qué mas da eso, ¿para qué quiero saberlo, si no puedo compartirlo contigo? 




   Te explicaría, en voz baja, mirando al suelo y entre susurros de vergüenza, que daría mi vida, que vendería mi alma, mi cuerpo, mi espíritu... lo que hiciese falta con tal de que fueses feliz...


   Te contaría cómo mi respiración se altera cuando aparece tu rostro en mi memoria, cómo mi corazón se descontrola cuando creo sentir tus dedos acariciando mi piel, cómo se me quiebra el alma cuando me doy cuenta de que ha sido mi imaginación la que me ha hecho creer que estabas cerca... 


   Te explicaría cómo es tu imagen la que me acompaña a lo largo del día y es lo que me da fuerzas para seguir adelante, aunque no pueda más, aunque ya no quiera seguir aquí... Me gustaría poder decirte que muero por dentro cada vez que tienes problemas, que me duele más que si me pasase a mi, que desearía poder estar a tu lado en esos momentos, dándote todo mi apoyo, ayudándote a sacar todo lo que oprime tu alma y tu corazón, compartiendo tus penas... 




   Te diría que deseo compartir contigo mi vida, y darte mis mejores momentos a ti, y compartir contigo mis preocupaciones... y poder llegar a conocerte mejor que a mi misma, poder intuir qué pasa por tu cabeza solo con mirarte a los ojos, poder comprender tus reacciones, poder preguntarte cómo estás, cómo has dormido, cómo ha ido el día, mientras acaricio tus manos, mientras beso tu cara, mientras abrazo tu cuerpo y tu alma...


   Te diría como ansío que tus manos recorran mi cuerpo y mi alma, cómo es la desesperación que se apodera de mi cuando me doy cuenta de que nunca tendré la oportunidad de sentirte cerca, cómo pesa el mundo a mis espaldas al darme cuenta de que todo esto es unívoco, es una ilusión de mi mente...


   Te explicaría la inmensidad de mis deseos, el poder verte cada día, poder darte los buenos días, poder besarte al marchar y al regresar, poder sentarme contigo a hablar de todo y de nada, poder apoyar mi cabeza sobre tus piernas y quedar dormida viendo la televisión, poder acariciarte mientras duermes, poder sentir tu respiración pausada en mi espalda desnuda, poder despertar y sentirme completamente feliz de verte ahí, tumbado a mi lado...




   Te diría cómo se derrite el hielo de mi coraza cada vez que enciendes mi fuego, dejándome indefensa ante ti, dejándote el camino completamente libre para hacer conmigo lo que quieras... Cómo, cada vez que hablamos, pierdo la noción del tiempo y el espacio, y me parece estar cerca de ti...


   Te contaría cómo daría mi vida por poder embriagarme de tu aroma, por poder saber a qué sabe tu piel, por poder sentir el roce de tu piel sobre la mía, por probar el sabor de tu boca, de tus lágrimas, de tus alegrías, de ti...




   Te explicaría cómo me siento cada vez que me doy cuenta de que lo que más deseo en este mundo es poder estar contigo, poder conocerte, poder enamorarte... y cómo es la lucha interior que me resquebraja el alma, porque quiero desear ante todo, sobre todo, que seas feliz... y sé que no formo parte de esa felicidad... por eso me cuesta...


   Te contaría miles de millones más de cosas... y tu me escucharías...




   Sí, solo espero que la vida me conceda ese deseo... Poder pasar una noche contigo, con una botella de absenta.  Para poder decirte todo lo que deseo decirte, y lo que no deseo decirte también. Con la bebida más fuerte que conozco, para que al día siguiente te despertases y no recordases que te he contado todo lo que siento por ti, todo lo que desearía poder compartir contigo, todo lo que he guardado solo para ti... por que solo sé que no quieres saberlo...





te guardaré como el mayor de mis secretos
te guardaré en mi corazón, ese que es mas tuyo que mío...