20 abr. 2011

__ QUERIDÍSIMOS PAPÁS... __


Queridísimos papás:

   Os agradezco que me hayáis dado la vida, que me hayáis mantenido, que me hayáis dado educación, que me hayáis ayudado a ser mejor persona, que me hayáis querido incondicionalmente. Os lo agradezco de todo corazón, de verdad. 

   Pero ya no tengo 12 años, y nunca podréis evitar lo que me pasó a esa edad, así que dejad ya de tratarme como si fuese una cría, que me generáis complejo de inferioridad. Dejad ya de controlar que digo, que sueño, que deseo, que pienso, que hago cuando no me veis. Dejad ya de controlarme de una vez!!! Creo q ya tengo edad suficiente como para elegir cómo quiero vivir mi vida, en qué quiero creer, lo que quiera hacer. Ya está bien de chantajes emocionales, ya está bien de querer hacerme como vosotros queréis, ya está bien de centrar toda vuestra atención sobre la hija pequeña... "Es que lo has pasado muy mal, es que te queremos mucho, es que..." 

   Creo que ya hay bastante, ya he intentado ser como vosotros queríais durante casi 27 años, y no quiero ser así, no quiero ser la mujer recatada, la que viste como un adefesio para "no provocar a los hombres a pecar, aunque sea de pensamiento" A la puta mierda ya!!!!!! Si un hombre "peca" cuando me ve, es su problema!! ¿No os dais cuenta del monstruo que habéis creado? ¿No os dais cuenta de que ya no soy la niña que necesitaba compasión y comprensión? Aunque os neguéis a verlo, ya no soy una niña, casi que ya ni joven. Soy una mujer. Sí mujer, y como tal quiero realizarme, sí, pero a mi aire, no quiero seguir siendo como una veleta, que se mueve con el viento. Quiero ser mi propio viento, quiero escoger por dónde quiero ir, quiero conocerme a mí misma, no a la niña que queréis que sea...

   Ya está bien. Estáis colmando el vaso de mi paciencia, y, si seguimos así, voy a tardar bien poco en largarme de esta casa... 

   Os quiere,
vuestra hija y rata de laboratorio.