22 dic. 2013

__ EL PASO __




   No voy a engañar a nadie, y menos a mi misma... Me duele demasiado darme cuenta de la prácticamente nula importancia que tengo para ti, pero al fin he dado el paso para vivir la realidad.
   ¿Cuánto durará esta agonía? Las lágrimas se vuelven a acumular molestamente entre mis párpados, y exige todo mi autocontrol mantenerlas ocultas. Si permito que desborde una caeré en la miseria de autocompadecerme, y eso es lo último que quiero. Si me metí en esta mierda fue solo por mi culpa... así que no me desquitaré con nadie. 
   No achacaré la responsabilidad que me corresponde a quien nada hizo. Si no supe domar mi corazón, si no tuve la fuerza necesaria para evitarlo, si viví encerrada en la escafandra en la que me metieron ahora soy yo quién cargará con las consecuencias del desastre.
   A ti solo te pido una cosa... nunca dejes que nadie más caiga así ante ti. No dejes que ninguna ingénua como yo crea que tus palabras esconden amor, que tus brazos serán refugio, que en tu corazón hay espacio para ella.