11 mar. 2012

__ QUÉ HAGO? __



Ay, mi niño precioso...
¿de verdad crees que te puedo ver como un amigo? Sí, eres mi amigo, pero...
¿qué hago con toda la ternura que me invade cuando despierto y lo primero que me viene a la cabeza eres tu? 
¿qué hago si solo me levanto cada mañana porque se que estás ahí? 
¿qué hago con mi corazón, que salta desbocado cuando me hablas? 
¿qué hago con el dolor que siento cada vez que me doy cuenta de lo imposible de mi deseo?
¿cómo le digo a mi alma que su única ilusión es, simplemente, otra de  sus quimeras? 
¿cómo convenzo a este corazón mío de que deje de esconderte en cada uno de sus latidos?
¿cómo le explico a mi mente que no debe ir a ti, si, nada más conocerte, descubrió el camino hacia ti y no ha vuelto...? 
¿cómo retengo las lágrimas q me queman por dentro cada vez que la realidad me golpea y me hace verme, y darme cuenta de que eres algo que nunca llegará a mi vida?
¿cómo te veo como un amigo cuando, aún sabiendo que es unívoco este sentimiento, no puedo arrancarlo de mi?