18 oct. 2009

__ OTRA DECLARACIÓN... __

 
 No sé cómo sacarte de mi cabeza, no sé como vivir sin ti, no puedo ver un futuro sin que estés ahí... y al mismo tiempo me consume la desesperación de saber que nunca habrá tal futuro... de que nunca tendré lo q deseo... Además, no deja de ser una estúpida fantasía... pero es mi fantasía, es mi mundo... es todo lo que desearía recibir de la vida. Me da igual que haya pasado antes... sea lo que sea lo acepto, porque gracias a mi pasado estoy donde estoy, y te conozco... si algo cambiase quizá nunca hubiese llegado a saber de tu existencia...
   Quizá hubiese sido mejor, al menos desde el punto de vista de la salud, que nunca hubiésemos hablado... pero te juro que no cambio por nada del mundo el dolor y la pena que siento... prefiero mil vidas de sufrimiento sabiendo que existes que una vida de calma y tranquilidad sin conocerte...
   Es verdad eso que dicen de que hasta que no lo pruebas no sabes lo que pierdes... Quizá no sé realmente qué me pierdo, qué es lo que no tengo, porque no lo he probado (en el sentido físico... el resto, el sentido emocional, en principio tampoco lo he probado, pero yo me hacía mis "películas" como tú dices), pero tú eres el que ha provocado el sentimiento más fuerte que he sentido jamás... y pensar que nunca, nunca podré mostrártelo...
Ya empiezo a ponerme cursi... es lo que tiene eso de escribirte sin que sepas que lo hago(supuestamente), que te cuento todo esto...
   Por cierto, nunca te han dedicado ningún escrito?? Porque me hizo gracia cómo reaccionaste al saber todo lo que estaba escrito en el blog era dedicado a ti... Espero que sí te hayan decicado escritos, y muchos, porque estos son miserables, y tú siempre merecerás lo mejor.
   Te tengo que confesar (jejeje, ya hace muxo tiempo q no lo hago...) que, aunque creo que ya lo debes suponer, cada vez que hablamos se ilumina mi mundo... se transforma de un mundo imperfecto y desdichado a un mundo indescriptiblemente perfecto... Y, ¿quieres que encuentre un medio para evitar que eso suceda, para conseguir que hablar contigo sea tan rutinario como levantarse y empezar a luchar? Yo lo veo imposible... si encuentras tú el modo, ya me explicarás cuál es... aunque no sé si lo aplicaría, porque, pese a todo lo que pueda sufrir, me siento feliz de quererte... Todas mis lágrimas, toda la sangre derramada está bien justificada, lo justificas tú, tu forma de tratarme, tu forma de reírte de mi y de mis estupideces...