1 may. 2012

__ LA NIÑA ESTÚPIDA... __

    man ray "tears"

   No me parece un trato justo... mientras ella te tiene en su día a día, yo suplo de lejos el cariño que ella ya no te da en ese día a día... Soy el complemento perfecto, lo sé... con tanto sentimiento, con tanto amor para dar, ahora todo volcado en ti. Tu serás feliz, no tengo dudas de ello. Pero no es justo para mí... No quiero ser siempre la sustituta, la segunda opción, el segundo plato... no quiero que se pueda prescindir de mi a antojo... no quiero que me digas que me quieres mucho, y, al día siguiente, me pidas silencio absoluto para evitar problemas...  no me parece justo que tu puedas desaparecer una semana, y que yo esté muriéndome esa misma semana, porque ya no sé prescindir de ti...

     Quizás esté siendo injusta, pero necesito sacarlo todo de mi... 
   
   Necesito gritar hasta desgarrar mi garganta
   Necesito llorar hasta que no me queden lágrimas para poder derramar
   Necesito decirte que estoy viviendo en una agonía constante
   Necesito que sepas que te amo sobre todas las cosas, incluso sobre mi propia vida, pero ya no puedo con todo este peso... 

   Sé que no valgo mucho, pero, aún así, creo que todos merecemos ser amados de forma única y exclusiva. Todos merecemos sentirnos únicos e indispensables para alguien... y que ese alguien se sienta igual, único y completamente imprescindible de forma recíproca...

   No quiero ponerte en ningún dilema, no lo mereces... además, ha sido todo mi culpa... mi estúpida imaginación y mi necesidad de amar... por eso necesito pensar, reflexionar... algo hago mal, y necesito saber qué es, necesito enmendar mis errores, porque no puedo seguir viviendo con tanto dolor. Estoy perdiendo ya la cordura, los sueños, las ilusiones y las ganas de vivir... No sé nada del amor, quizás sea yo la que está equivocada, que es lo más probable... pero hay momentos en que necesitas sacarlo todo fuera... y hoy es uno de esos molestos días.

   Sé que mañana todo esto habrá pasado, y volveré a la rutina de esperarte, pero créeme cuando te digo que hay momentos en los que desearía estar muerta y no existir...

   tuya por y para siempre, 
   la niña estúpida