6 may. 2011

__ LA INFAME __



Hoy te salvas de mi ansia de devorarte porque estás lejos...
Porque esta sería una noche salvaje, desinhibida, desprovista de cualquier tipo de pudor... Esta sería una noche que recordaríamos por el resto de nuestros días...


Te depojaría de cualquier cosa se se interpusiese entre tu piel y la mía. Te empujaría hacia la cama, te tiraría allí, y, sin ningún tipo de compasión, ataría tus muñecas con una cinta negra. Después tus tobillos, y te vendaría los ojos, de forma que quedases completamente indefenso, que estuvieses a mi merced, que pudiese hacer de ti lo que quisiera...
Entonces, me sentaría sobre ti, que pudieses notar mi coño húmedo sobre tu piel... y ver como se tensan tus músculo, intentando liberarse de sus ataduras... Te besaría de forma salvaje, mientras mis manos irían recorriendo tu torso desnudo, haciéndote morir de ganas de tocarme... Te mordería el lóbulo de la oreja suavemente, y bajaría con mi lengua por tu cuello, despacio, saboreándote, dándote besos y ligeros mordisquitos... Iría bajando por tu pecho, haciéndote notar mi respiración acelerada mientras recorro cada milímetro de tu piel con mi lengua, con mis labios, con mis dedos... mis caderas se irían desplazando hacia abajo a medida que avanzo por tu pecho, notarías mis pezones recorriéndote a medida que voy bajando... Movería mi coño sobre tu polla, mojándote, pero sin penetrarme... lentamente, haciéndote notar el movimiento de mis caderas sobre tu entrepierna... haciéndote desesperar... volviéndote loco por liberar tus manos...
mientras tanto, iría limpiando el rastro húmedo que ha quedado sobre tu piel, al paso de mi sexo...