28 sept. 2011

__ SOLO ENTONCES __


Cuando el silencio me de miedo...
Cuando la soledad atenace mi cordura...
Cuando tu imagen me resulte tan dolorosa como la más lenta de las torturas...
Cuando mis manos dejen de desear acariciarte...
Cuando mis lágrimas sean dulces...
Cuando ya no sienta el dolor que tu ausencia me provoca...
Cuando mi mayor deseo deje de ser que consigas tu felicidad...
Cuando ya no quede ningún atisbo de humanidad en mi ser...
Cuando deje de sentir que mi alma se quiebra cuando pienso en ti y me doy cuenta de la realidad...
Cuando mis ojos no distingan entre noche y día...
Cuando al escuchar tu nombre no sienta deseos de girarme esperando verte...
Cuando despierte cada mañana y no seas mi primer pensamiento...
Cuando en mis latidos ya no susurren tus preocupaciones...
Cuando cierre los ojos y no sienta la necesidad de abrirlos y encontrarte ante mi...
Cuando, en días de viento, no desee que entre en mi el aire que ha sido tuyo...
Cuando tu fuego no consiga deshacer mi coraza de hielo...
Cuando ya no sienta cada una de tus palabras como una bendición...
Cuando por cada uno d los poros de mi piel no rezume mi deseo de ti...
Cuando para amar a alguien haya que tener razones...
Será entonces, y solo entonces, cuando pueda olvidarte.


mi deseo de ti, 
de sentir tu vida, tu alegría y tu dolor, tu ansiedad y tu paz, tu amor y tu odio... 
mi ser arde en deseos de acariciarte el alma

21 sept. 2011

19 sept. 2011

__ VEN __


Ven, bésame en los labios, y acalla tantas palabras que quieren salir de mi boca pero que no acierto a escribir...
Ven, mírame a los ojos, y calma mi sed de tus miradas...
Ven, susurrame mi nombre al oído, y hazme morir de gozo...
Ven, inspira mi aroma, y dime que morías por sentirlo...
Ven, acercate a mi, y déjame que respire de tu aire, comparte conmigo tu vida...
Ven, enséñame tus manos, y déjame besarlas hasta saciar mis anhelos de tu tacto...
Ven, muéstrame tus cicatrices, y permíteme besarlas hasta caer dormida intentando calmar el dolor que produjeron...
Ven, cuéntame tus sueños, y déjame soñar con que aparezco en ellos...
Ven, muéstrame tu espalda, y déjame acariciarla para aliviar el peso que cargas en ella...
Ven, déjame ver tu alma, déjame ver todos tus pesares, déjame ver tus alegrías, déjame ver esos sentimientos encontrados, déjame rozar tu alma con mis besos, déjame abrazar tu alma, déjame arrullarte entre mis brazos, para hacer o único que se hacer, aliviar y escuchar...
Ven, cógeme de los hombros y zarandéame, y hazme comprender que todo esto es un sueño, que nunca vendrás, que nunca estarás aquí, que nunca te conoceré, que nunca podré formar parte de tus sueños, que no merezco siquiera tu amistad, que no es posible que aguien como tu se fije en alguien como yo, que es una locura que siga soñando en ti por las noches, que es una sandez que seas mi primer pensamiento al despertar y mi ultimo pensamiento antes de caer dormida, ...
Ven, y haz lo que quieras de mi... pero 
VEN