30 ene. 2010

__ EL CAMINO __



El camino que estoy recorriendo ahora es de dolor, de un dolor inimaginable... Sabes que, para mí, has sido único e irrepetible... Y eso me duele al pensar en que me obligan a olvidarte... Dicen que es por mi bien.. yo creo que es por envidia a la felicidad y al sacrificio supremo.
No quiero hacerte daño, ni pensarlo... Pero sabes que lo daría todo por ti, incluso ahora, que no tenemos casi contacto. Sabes de sobra que haría cualquier cosa para que fueses el hombre más feliz del mundo.
No consigo olvidarte... a veces creo que lo he logrado, pero entonces reapareces con muchísima más fuerza que antes... No es tu destino amarme, lo sé, me lo has dejado claro muchas veces... Pero no puedo eliminar mis anhelos, aquello que me da felicidad, aunque sólo sea momentánea y pasajera. He intentado pensar en muchísimos hombres desde que te conocí, pero nunca consigo apartarte... Eres mi "ley motive", aquello que siempre aparece en los momentos más inesperados, aquello por lo que sigo con vida...
Por cierto, perdóname por el susto que te dí... no era mi intención, solo creía que se acabaría todo... pero no fue así... Sólo conseguí incrementar tu dolor y mi desesperación por tenerte a mi lado.
Bueno, pues que deseo que seas tan feliz...!!!!!!!!!!!!!!!

27 ene. 2010

__ LO SIGO INTENTANDO __

  
  Créeme, intento olvidarte...pero mi mente se aferra a ti. Verte como un amigo simplemente. Hay días que lo consigo, pero hay otros... hay otros en que solo consigo verte como ser humano, que se siente atrapado por la situación en la que vive.  Me gustaría que el mundo fuese diferente, para que pudieses buscar tu felicidad plena sin ningún problema... Pero el mundo es cómo es, y no puedo cambiar nada... Pero al menos tienes una gran alegría, tu enana, y me alegro por ello.
   En cambio yo... ya ves, aquí sola. Aunque las cosas van mejor, no puedo negarlo, te sigo echando de menos, aunque nunca llegaste a ser parte de mi, ni llegarás a serlo, es un hecho que voy asumiendo poco a poco... muy poco a poco.
   Me entristece pensar lo feliz que podrías ser si este mundo no fuese tan cuadriculado, si la vida te hubiese tratado mejor... Pero es algo que yo no puedo, y nunca podré, cambiar...
   Gracias por tu amistad y tu comprensión, por mostrarme tu versión de tipo duro... aunque sé, que en el fondo, eres incluso más sensible que yo...
   Sé feliz con tu nena, y espero que este año te traiga el amor verdadero, y, aunque no lo puedas aceptar todavía, que dure ese amor hasta que puedas ir a buscarlo.
   Es todo lo que deseo para este año, que te vaya muy bien.